«Este es un POUM no consensuado, salido de la chistera electoral de Larrosa»

Publicado el Publicado en Comú de Lleida, Notícias, Paeria y etiquetado , .

El PSC quiere dejar atado y bien atado el POUM justo antes de las elecciones, aunque sea sin haber conseguido un consenso de ciudad para un plan que marcará los próximos 20 años, y aunque el plan actual, vigente hasta el 2023, no se haya completado.

Algunos proyectos que están en el actual POUM todavía no se han desarrollado, como el plan de parques urbanos que ahora el PSC elimina del nuevo planeamiento, o como los tramos de crecimiento urbano que continúan siendo solares. Todavía estamos esperando proyectos como la rehabilitación del casco antiguo, la reforma de las Basses, o los nuevos barrios que unirían Cappont, la Bordeta y Mangraners, que en su día también se presentaron a la ciudadanía con planos y maquetas, como realidades de una Lleida imaginada.

Ahora el sr. Larrosa presenta modelos en 3D basados en un POUM apresurado y no consensuado, precisamente a pocos días de las elecciones. Además de asegurar compromisos urbanísticos que pueda tener con determinados interesados, hace lo que ha hecho tantas veces, vendernos proyectos en campaña electoral que están en un papel pero que no tienen ninguna garantía de hacerse realidad. Presenta maquetas de realidad virtual de una Feria que dobla la capacidad actual, confiando, sin ningún estudio serio detrás, que se doblará la actividad en los próximos años. Y sin explicar como se pagará, sobre todo por parte de un ayuntamiento tan endeutado como el que nos deja el PSC. Y lo hace porqué el anuncio de los nuevos recintos feriales se puede quedar en esto, en un anuncio que llena portadas electoralistas pero que no se hará realidad, como el del Parque de los Barrufets, la compra de la Meta o tantos otros. O se puede convertir en una obra mal planificada, hecho a partir de previsiones optimistas que no se sostienen y que hipotecan las finanzas del ayuntamiento, como ha pasado con la Llotja o el Parque Tecnológico.

El PSC quiere dejar el POUM atado y muy atado, sacándose unos cuántos conejos del sombrero para vender sus bondades en campaña electoral, y evitando que precisamente la campaña y las elecciones puedan posar en riesgo el diseño de especulación urbanística que hay también en el POUM aunque no se vea tanto como los diseños de maravillas virtuales que presentará Larrosa. Por eso el actual alcalde no quiere dejar tiempo a que los representantes políticos puedan hacer seguimiento de todo el proceso con todas las garantías, obligados a revisar una documentación de más de 7000 folios en una semana, en la que hay que analizar qué queda como ya estaba y qué cambios se han introducido después del proceso de alegaciones.

Sergi Talamonte, actual regidor del Comú y cabeza de lista en las próximas elecciones municipales, ha explicado hoy en rueda de prensa que «esta forma de forzar los plazos genera graves déficits democráticos y demuestra una nula capacidad de diálogo y una nula voluntad de pacto de un documento que tiene que ser un documento de ciudad. Genera una indefensión completa no solamente a los grupos municipales sino también a toda la ciudadanía».

Por eso, pedimos una votación en el Pleno para abrir un periodo de tres meses para el estudio de la nueva documentación, que garantice los derechos políticos de todos los grupos municipales, y para evitar una aprobación apresurada de un proyecto de POUM que está en vía judicial y que por lo tanto puede acabar siendo nulo.

Cabe destacar que no se ha comunicado el resultado de las alegaciones a cada una de las personas que las presentó y que aún no se han recibido hasta dieciséis informes vinculantes que podrían dejar sin efecto lo que eventualmente se pudiera aprobar en el pleno.

Ajuda'ns a difondre
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest