Nuevo aplazamiento en la aprobación del reglamento de participación ciudadana

Publicado el Publicado en Comú de Lleida, Notícias, Paeria y etiquetado , .

El nuevo reglamento de participación ciudadana, que según el cartapacio se debía de presentar a principios de 2016, aún tendrá que esperar. Hace año y medio que pedimos el cese del concejal Juan Gómez ante su incapacidad para sacar adelante la elaboración y aprobación del nuevo reglamento, que le llevó a gastar 17.000 euros en la contratación de una empresa privada para hacer su trabajo y acercar una propuesta que contara con las aportaciones de la ciudadanía y los grupos políticos. Y un año y medio después, nos encontramos que la propuesta que lleva el concejal sigue sin suscitar acuerdos, ni siquiera de sus socios de gobierno, por lo que la comisión de derechos de las personas y participación celebrada ayer decidió aplazar la presentación del nuevo reglamento prevista para el Pleno municipal de este mes de julio.

Para el Comudelleida, que tenemos en la participación un eje básico, la elaboración de un nuevo reglamento de participación fue vista como una gran oportunidad para avanzar hacia un gobierno abierto, que contase con la inteligencia colectiva y las aportaciones de la gente para mejorar las políticas públicas, la gestión de lo común. Por ello, desde el inicio nos pusimos a trabajar en una propuesta de reglamento de participación ciudadana que no sólo la permitiera, sino que la fomentara y que la incorporara como pilar básico del funcionamiento municipal.

Fuimos el único grupo que presentó dentro de los plazos previstos una propuesta completa de reglamento en noviembre de 2015. Participamos en los talleres convocados por el regidor hasta que en abril del 2016 nos desmarcamos del procedimiento seguido por el concejal , que menospreció las aportaciones y montó un proceso de participación duramente criticado por buena parte de las entiats y colectivos convocados. Nos oponemos a contratar una empresa privada para hacer el trabajo que corresponde al concejal Juan Gómez . Ahora que éste ha presentado la propuesta elaborada por esta empresa, hemos hecho también aportaciones para mejorarla, que de nuevo han sido básicamente ignoradas. Sí han tenido en cuenta algunas de nuestras aportaciones, como añadir una relación clara de los derechos de participación o la necesidad de avanzar en la redacción del Reglamento Orgánico Municipal (ROM) para complementar el reglamento de participación. Pero no se han incorporado las aportaciones más substanciales dirigidas a hacer de la particpación ciudadana un pilar de la política municipal.

Y es que entendemos que la propuesta presentada por el equipo de gobierno es muy poco ambiciosa y continúa apostando por una participación fundamentalmente consultiva. El reglamento presentado limita los mecanismos de participación en la propuesta y consulta, nunca los de decisión; no facilita mecanismos de deliberación horizontal en los procesos participativos; define formas de rendición de cuentas de los resultados de estos procesos participativos muy poco concretos; y sigue entendiendo los consejos de barrio como espacios donde la participación básicamente se limita a escuchar cada seis meses al concejal de zona. En definitiva, entendemos que la propuesta del concejal Juan Gómez no responde a una confianza real en el potencial de la participación ciudadana para la mejora de las políticas públicas, especialmente en el ámbito municipal.

La propuesta y las enmiendas que presenta el Comúdelleida, en cambio, pretenden avanzar en aspectos de democracia participativa, entendiendo que esta permite ajustar mejor las políticas públicas y la gestión municipal a las necesidades e intereses reales de la gente. Por eso, en nuestra propuesta ponemos el énfasis en la transparencia para tener una ciudadanía informada, requisito imprescindible para la participación real y efectiva en un gobierno abierto, como fórmula para buscar el bien común.

Nuestras aportaciones se orientan fundamentalmente a:

  • Mejorar el nivel de transparencia, adecuando los mecanismos a lo previsto en la Ley de Transparencia. Sólo hay participación efectiva si hay información sobre las cuestiones en que debe participar.
  • Evitar que el derecho a la participación dependa de la voluntad política del alcalde  de turno, sino que sea un derecho garantizado. La participación es un derecho, no una gracia.
  • Ir hacia una participación con carácter decisorio y no sólo consultivo o propositivo. Gobierno abierto significa decisiones compartidas, que incorporen el criterio y las decisiones de la gente que está más cerca de los problemas o del terreno en que se debe intervenir.
  • Reformar los actuales consejos territoriales para convertirlos en verdaderos espacios de participación y decisión ciudadana, que progresivamente vayan asumiendo más responsabilidades en la gestión de todo lo referente a la entorno más cercano a la ciudadanía, definiendo entre todas el modelo de ciudad.
  • Introducir mecanismos de cogestión y autogestión ciudadana de los servicios y equipamientos municipales, como mecanismos de corresponsabilidad en lo público y común, así como herramienta de creación de empleo y desarrollo personal en los barrios
  • Introducir mecanismos de financiación popular, que corresponsabilicen la población de la gestión de los bienes comunes, rebajen los costes financieros, y reduzcan la dependencia de la Paeria respecto las entidades financieras privadas.
  • Simplificar los pasos que debe seguir la ciudadanía para ejercer sus derechos a la información y la participación, abriendo vías tanto para la ciudadanía organizada en entidades formales o informales, como para las personas que quieran intervenir a título individual.

 

Ajuda'ns a difondre
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest