Queremos disfrutar de nuestras calles

Aceras más anchas, arbolado y carriles bici segregados

Podemos evitar que Lleida siga siendo la ciudad de aceras y calles estrechas en la que nos han acostumbrado. Proponemos que la anchura mínima de las aceras sea de 1,80m para las nuevas calles. Además hacemos una propuesta en detalle de tipo de calle con anchuras mínimas de aceras y calzadas y con la obligatoriedad de construir carriles bici en los viales más anchos.

Más aparcamiento subterráneo privado

Necesitamos aumentar la cantidad de aparcamiento subterráneo privado para eliminar progresivamente aparcamiento en superficie y peatonalizar calles. Proponemos aumentar hasta 2 aparcamientos subterráneos por cada vivienda proyectada en todas las nuevas construcciones.

Por un sistema de aparcamientos disuasorios subterráneos y públicos

Podemos mejorar la movilidad de toda la ciudad y reducir el tráfico rodado en el centro, con la creación de una red de 5 grandes aparcamientos subterráneos, en los barrios periféricos de nueva construcción, estrechamente ligada con la red de transporte público. La financiación de estos aparcamientos subterráneos, como infraestructura comunitaria de vialidad, se hará a cargo de las nuevas promociones de vivienda, a cambio del desarrollo prematuro de los sectores o a cambio de mayor aprovechamiento urbanístico.

Definir los sistemas viarios y estructura urbana de los nuevos barrios

No se puede permitir un crecimiento desordenado y caótico de la ciudad a golpe de propuestas de planeamiento por parte de las constructoras. Además hay que ordenar la entrada a la ciudad de las nuevas infraestructuras viarias como la futura A-14. Es necesario definir en los planos de ordenación la estructura urbana y las vialidades que deberán tener los nuevos sectores a desarrollar.